miércoles, 27 de febrero de 2013

Dados de calabacín a la mostaza con setas y esparragos trigueros

Buenas!

Hoy os traigo una receta que hice justo el otro día y que me quedó de rechupete. La hice una vez con calabacín y el otro día con pollo. Luego os subiré la foto del otro dia, cuando la hice con pollo.

Calabacín o pollo va en gustos. A mi me encantó de las dos maneras porque parecen platos completamente diferentes ya que su sabor cambia por completo según el ingrediente que utiliceis.

Espero que os guste y me comenteis con qué la hicisteis y qué os pareció. 

Dados de calabacín a la mostaza con setas y esparragos trigueros

Ingredientes para 2 personas:
 
- 1 calabacín hermosote o dos más pequeños
- 1 puñado de esparragos trigueros (la cantidad al gusto)
- 200gr de setas de cardo o champiñones o la que os guste
- 1 cucharada sopera de mostaza de Dijón
- 1 diente de ajo grande muy picado
- Albahaca, tomillo y romero al gusto.
- Sal y pimienta al gusto

Lavamos y troceamos el calabacín en dados que no sean ni muy grandes ni muy pequeños. Los ponemos en un bol y le añadimos la sal, la pimienta, el ajo muy picado, la albahaca, el tomillo, el romero y la mostaza. Lo removemos todo y lo dejamos macerando mientras preparamos el resto de ingredientes.



Lavamos las setas/Champis y los esparragos, troceamos al gusto y en el wok con un poco de aceite de oliva y sal, lo salteamos hasta que esté hecho. Lo quitamos de la sarten y reservamos.



En la misma sarten ponemos el calabacin y vamos removiendo hasta que esté hecho a nuestro gusto.


Aquí hay dos opciones:

a) Añadimos las setas y los esparragos a la sarten y dejamos un ratito que se termine de hacer todo junto.
b) Servimos el calabacín en un plato y ponemos las setas y los esparragos como guarnición.



Recomendaciones:

- Ojo con las especias ya que tanto el tomillo como el romero tienen un sabor fuerte. Si no sois muy amantes de ellas podeis no añadir más que un poquito de alguna de las dos.


Otras posibildades:

- Si no os gusta la mostaza de Dijon podeis sustituirla por un chorro de vinagre que añadiremos al calabacin en la sarten justo antes de sacarlo.
- Si os gusta la carne se puede sustituir el calabacín por pollo troceado.
- Si os gusta el queso: podeis añadirle un poco de queso rallado (parmesano va genial) justo por encima y meter al horno a gratinar. Estará de vicio.